SEAT 1400, PRIMER COCHE CREADO POR LA COMPAÑÍA HACE 61 AÑOS

El 9 de mayo de 1950 se creó la Sociedad Española de Automóviles de Turismo (SEAT), denominación que fue sustituida en 1990 por SEAT, S.A., con un capital inicial de 600 millones de pesetas (3.600.000 euros). El socio mayoritario fue el antiguo Instituto Nacional de Industria (INI), con el 51%, y se buscó como aliado tecnológico a la italiana Fiat. El encargo del Gobierno de la época venía implícito en su nombre: hacer de España un país que se moviera en vehículos a motor y en cuatro ruedas, recibiendo Seat el encargo de fabricar los vehículos de los altos representantes de la Administración.

Tres años más tarde de la creación de la sociedad, el 13 de noviembre de 1953 salió el primer coche ensamblado en la factoría de Seat situada en la Zona Franca de Barcelona, que fue el Seat 1400, un imponente sedán que cumplía el requisito de trasladar a los cuerpos oficiales del Estado y también servía como taxi.  Costaba 121.875 pesetas, 731.25 euros, pero teniendo en cuenta el poder adquisitivo de la época equivaldría a que una persona hoy en día adquiriera un coche por valor de 41.735 euros. Los 925 empleados de Seat ensamblaban cinco unidades al día. En la Feria de Muestras de Barcelona de junio de 1954, Seat presentó el modelo en sociedad y consiguió 10.000 peticiones, lo que le permitió rebajar su precio a 117.000 pesetas, 702 euors, es decir que el precio final equivaldría a 39.648 euros actuales, por lo que aunque consiguió rebajar la cantidad inicial, aún era un precio bastante elevado para los ciudadanos de 1953. Seat reaccionó incrementando su capacidad de fabricación y un año después la producción anual rozaba las 3.000 unidades, con casi el 100 por ciento de componentes nacionales.

El Seat 1400, primer coche creado por la compañía hace 61 años, en cifras:

Carrocería Motores Cambio Inicio/cese de fabricación Unidades producidas
4 puertas (también lo hubo familiar, taxi, 7 plazas y furgoneta cerrada) Gasolina (44/58 CV) 4 marchas 1953/1964 98.114

El 5 de mayo de 1955 se inauguró oficialmente la planta de la Zona Franca; en 1956 se fabricaron 7.000 coches al año y 10.000 el siguiente, con un promedio de 42 unidades al día. El 1400 cesó su producción en 1964, tras venderse más de 98.000 unidades. Al cabo de 2 años, SEAT empleó a 5.000 personas.

En 1957 apareció en escena el conocido 600, publicitado bajo el slogan: “El coche para la familia y para el hombre de negocios”; un vehículo que se convertiría en un símbolo de progreso y de libertad para la incipiente clase media española. Ese año, y apenas cuatro después de que acabara el racionamiento de la gasolina, en España había un coche por cada 3.000 habitantes. El precio del 600 era de 65.000 pesetas (390 euros), equivalentes a unos 15.000 euros en la sociedad actual y, a pesar de que el salario medio de la época estaba por debajo de las cien pesetas (0.60 céntimos de euro) y de que faltaba más de una década para la llegada del pago a plazos, el 600 se convirtió en el vehículo que motorizó a la sociedad española en los años sesenta y en el icono de una sociedad que emergía tras el periodo de la posguerra.

En pocos meses, Seat se vio desbordada por más de cien mil pedidos. Hasta su desaparición industrial en 1973, la firma española ensambló 798.000 unidades del 600. Hoy en día se ha convertido en un objeto de culto y en una pieza de coleccionista.

El sustituto del 1400, el 1500, apareció en 1963 con un diseño también muy americano. Favorito de los taxistas, le sucedió el 132, máxima expresión del lujo patrio en aquellos años. Llegó al mercado en 1973 y fue el primero de la compañía con cambio automático y, en su última remodelación, con aire acondicionado.

Al despuntar la nueva década, el país empezaba a vivir un creciente desarrollo económico y Seat ya destacaba como actor principal en el panorama de la industria automotriz española. España creció a buen ritmo en los años sesenta, y con ello Seat, que en los setenta copaba el 75% del mercado con la llegada del 150 y del 124, y lideraba la industrialización del país. Sin embargo, la competencia crecía con la apertura del mercado: Renault en Valladolid, Citroën en Vigo o Ford en Valencia. Además, Seat rompió relaciones con Fiat en 1979, cuando parecía que la italiana se haría con su control. Esta ruptura le cerró la puerta al exterior, ahogando su balance. Así, en 1982, al lanzar el Ibiza, primer coche realizado íntegramente por Seat en la planta de Martorell, la compañía tenía unas deudas de 23.000 millones de pesetas (138 millones de euros).

No levantó cabeza hasta que Volkswagen adquirió Seat el 27 mayo de 1986 por 80.000 millones de pesetas (480 millones de euros). Seat continúa hoy bajo el control de la compañía alemana, junto a Audi, Bentley, Bugatti, DucatiItaldesignGiugiaroLamborghiniMANPorsche Scania y Škoda. SEAT se posiciona en el mercado y en el Grupo Volkswagen como un fabricante con perfil juvenil y deportivo. A su vez dentro del grupo, la marca SEAT se ha desarrollado como un conjunto de compañías subsidiarias (Grupo SEAT) siendo ‘SEAT, S.A.’ la compañía matriz.

Las oficinas centrales de SEAT S.A. se encuentran en el complejo industrial de SEAT en Martorell (Barcelona), España. En el año 2000, la producción anual de vehículos alcanzó las 500.000 unidades; en total, hasta 2006, se construyeron más de 16 millones de automóviles de los cuales algo más de 6 millones en la planta de Martorell. Actualmente, tres cuartas partes de la producción anual se exportan a más de setenta países de todo el mundo.

Eugenia Alvaro

Profesora y Coordinadora

www.capitolempresa.com

Sobre Capitol Empresa

Centro de Formación profesional y Formación para empresas en Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *