RRHH: Quién bien siembra, bien recoge

 

Son muchas las veces que hemos escuchado que estamos saliendo de la crisis y la incidencia que está provocando en el mundo empresarial. Desde hace unos años las empresas están orientadas hacia la búsqueda de recursos para sobrevivir en esta situación de incertidumbre, aplicando una austera restricción en la inversión de sus recursos humanos.

recursos-humanos

Podemos creer o no que esta situación está remontando, pero nadie duda de la repercusión que está teniendo en la sociedad, en el cambio de valores y, por supuesto, en la situación laboral de las personas.

Si pensamos en la evolución del concepto de la gestión de los recursos humanos, podemos comprobar que a principios del siglo XX se centraba en la mera administración de personal con el fin de conseguir un aumento de la productividad en el trabajo. Es decir, yo como empresa tengo un GASTO de personal que me compensa porque son las personas que tengo contratadas las que realizan el trabajo por el cual obtengo beneficios. “PERO ME CUESTAN DINERO”.

partnership-526414_640

En la década de los 60 y de los 80 aparece la escuela de las relaciones humanas. En esta fase aparece la teoría de la gestión del conocimiento, en la que el valor humano se une directamente con el cumplimiento de los objetivos de la organización. Esto es, comienza a nacer la idea de entender la gestión de recursos humanos como una estrategia empresarial, y otorgar a los empleados el título de “DISTINGUIDO  E IMPRESCINDIBLE CONOCIMIENTO”. Es decir, yo como empresa, tengo un GASTO inicial que me supone un coste, pero que a largo plazo me beneficia porque se convierte en una ventaja competitiva que aumenta mis resultados y por lo tanto, podemos denominar INVERSIÓN. Y todo gracias al Know-how (valioso activo intangible) o saber hacer de las personas.

Cuando una empresa no invierte en una adecuada gestión de los recursos humanos es porque prioriza el pago puntual de las obligaciones salariales menospreciando con ello el capital humano y el talento, olvidándose con ello de la gestión del conocimiento de sus empleados.  Y con ello, solo nos podremos encontrar con empleados estancados, poco eficaces y nada implicados con la empresa.

recursos-humanos-know-how

Y ¿qué ocurre cuando una empresa opta por una adecuada gestión de recursos humanos en estos tiempos de crisis?

Si como empresarios nos posicionamos en la idea de que una adecuada gestión de los recursos humanos es sinónimo de valor añadido para favorecer la competitividad, entenderemos que vale la pena invertir. Y se valorará y entenderá que nuestros empleados sean el activo más importante frente a la competencia. Por lo tanto ¿vale la pena invertir en una adecuada gestión de los recursos humanos?

“Si se analiza y se invierte en motivar a los empleados, se reducen los gastos. Que contradicción ¿verdad? Hay una correlación directa: un empleado formado y motivado permanecerá más tiempo en la empresa (reducción de rotación), no faltará a su puesto de trabajo (reducción del absentismo), aumentara la eficiencia, se implicará con los objetivos empresariales y aumentará la productividad, y por tanto, mejorará la calidad de los productos y servicios que ofrece la empresa”. ¿ES UN GASTO O UNA INVERSIÓN? Juzgadlo vosotros mismos.

Cómo dice un refrán popular: Quién bien siembra, bien recoge “.

Sobre Capitol Empresa

Centro de Formación profesional y Formación para empresas en Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *