gestionar contabilidad pyme

La importancia de una buena contabilidad en la empresa

Cuando pensamos en contabilidad tendemos a creer que sólo se trata de llevar una correcta fiscalidad para cumplir con la legalidad vigente, evitar multas y recargos, aquello que la mayoría de personas pueden entender como “llevar las cuentas al día”.

Pero la contabilidad va más allá. Una vez has decidido tener tu propio negocio tienes que claro los siguientes puntos; tú inversión inicial debe ser mínima para poder realizar tu actividad sin incurrir en gastos superfluos. El beneficio no va a llegar en el primer año, por tanto márcate unos objetivos realistas, y lo más importante para todo empresario es gestionar una buena política de cobros y pagos, pero ¿en qué consiste esto?
como llevar la contabilidad de una empresa

En el día a día del desarrollo de tu negocio lo que parece lógico, a veces se distorsiona. El sentido común debe de primar, si tú tienes que pagar antes debes cobrar…si por motivos varios entras en el círculo de no seguir este orden pueden venir los problemas de falta de liquidez, suspensión de pagos, etc. Si esto se mantiene en el tiempo podemos quebrar la empresa.

Otro de los errores cotidianos es pensar que tener deudas es un problema, pero el verdadero problema es no poder pagarlas, ya que en los negocios lo habitual es aportar una financiación propia, pero a su vez recurrir a préstamos  y créditos ajenos, siempre y cuando puedas hacerles frente.

Si todo esto se lleva a cabo, con el paso del tiempo la empresa se puede ir afianzando, gana credibilidad frente a sus proveedores, y puede ir fijando poco a poco objetivos más ambiciosos, es decir, puedes ampliar tu negocio.

gestionar la contabilidad de una empresa

Es tan importante llevar una buena gestión de la contabilidad que el propio ICAC (Instituto  de Contabilidad y Auditoría de Cuentas) dice que hay que renovar el Plan General Contable  para que las PYMES, que son las empresas más mayoritarias y menos favorecidas, les sea más fácil su aplicación, además de poder adaptarse mejor a los criterios europeos y a la nueva realidad económica. Esta posible reforma propone simplificar las cuentas anuales para favorecer su elaboración, ya que pedirle a las empresas pequeñas la misma información (aunque simplificada) que a las grandes es desmesurado.

Por todo esto no está de más que los empresarios se formaran en contabilidad, porque aunque tengan sus asesorías y gestores para que les elaboren las cuentas, ellos como dueños de la empresa deben de saber interpretarlas para tomar las decisiones adecuadas y ver prosperar el negocio. En definitiva, todas estas razones son necesarias para llevar una buena contabilidad empresarial.

Sobre Capitol Empresa

Centro de Formación profesional y Formación para empresas en Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *