estrategia para navidad en una empresa

Estrategias de Navidad para Empresas

“25 ideas de negocios para ganar dinero en Navidad”, “oportunidad única para hacer negocios”, “Marketing Navideño”,…, titulares como estos invaden Internet en estas fechas, las agencias de comunicación y los bloggers aprovechan el entorno Navideño para sacar nuestro lado emprendedor y aconsejarnos sobre como podemos aprovechar esta festividad para sacarle un mayor jugo a nuestro negocio.

Haciendo una pequeña búsqueda en la redes he podido encontrar diversas estrategias de venta en la campaña Navideña y consejos para el desarrollo de negocios, desde negocios relacionados con el packaging de los productos, la alimentación, la organización de fiestas y eventos, adornos navideños, fotografía, etc., todo un mundo de posibilidades alrededor de la Navidad, pero ¿cuándo se convirtió la Navidad en un negocio?

packaging navideño para empresa

En la actualidad, la Navidad mueve millones de €, tras el Black Friday o el Cyber Monday, las empresas encienden motores para afrontar la campaña Navideña, imposible dar una vuelta por los comercios del barrio y no encontrar un árbol de Navidad rodeado de luces y regalos, un gorro de Papa Noel, estrellas intermitentes, villancicos en el hilo musical, todo un bombardeo Navideño a través del merchandising, cuyo objetivo no es más que convertir la acción de compra en todo un frenesí consumista.incemento del gasto en navidad en 2015

 

Es, por tanto, indiscutible que la Navidad ha evolucionado, ha pasado de ser una fiesta religiosa a una fiesta consumista, la empresas han seguido estrategias basadas precisamente en el impulso comercial de la festividad, ¿quién no hace un regalo en Navidad? ¿o lo recibe?, ¿u organiza una cena o comida?, ¿quién no celebra la Navidad? La respuesta es que en mayor o menor medida todos participamos del consumo Navideño, dando ala a esas estrategias que diseñan las empresas para la campaña. Es curioso como países donde no se celebraba esta festividad, como Japón o China, han terminado importándola. En ellos vemos de forma más clara esa evolución, pues la mayoría no conocen, ni saben nada del origen de la festividad, pero ¿realmente importa?

A toda esta evolución debemos añadir un dato positivo, un nuevo entorno para las empresas, tras los difíciles años de crisis que hemos vivido los consumidores empiezan a estar más dispuestos a rascarse el bolsillo, los datos presentados por la consultora Deloitte, para la campaña de Navidad 2015, muestran que cada hogar español tiene intención de gastarse unos 684€, lo que supone un 10% más que el año anterior, a esto debemos sumar la “variable emocional”, esa variable que las estrategias para Navidad de las empresas se encargan de aumentar, consiguiendo que gastemos más de los presupuestado.

 

Espero que estos datos y esta reflexión sobre como ha cambiado la celebración de la Navidad no les haya congelado el espíritu, más allá de las compras todavía quedan esos momentos de celebración con la familia, con los amigos, con los compañeros, todavía quedan valores y sentimiento, y que conste que no es un estrategia de Navidad, esta vez no intento venderles nada.

Sobre Capitol Empresa

Centro de Formación profesional y Formación para empresas en Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *